PISCIS PERSONALIDAD

tarot videncia
Egiptologia Los Fantasmas I-Ching Feng Shui Numerologia Las Velas
Viaje Astral Misterios Horoscopo Chino Las Profecias Mayas Reiki Diccionario Sueños
 
inicio
el tarot
la videncia
horoscopos
tarotistas
rituales
dias magicos
feng shui
las lineas de nazca
tarot con videncia
videncia con tarot
tarot on line
vidente telefonico
vidente real
videncia en directo
tarot de calidad
tarot de verdad
magia
rituales magicos
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
ARIES TAURO GEMINIS CANCER LEO VIRGO
LIBRA ESCORPIO SAGITARIO CAPRICORNIO ACUARIO PISCIS
COMPATIBILIDAD ENTRE SIGNOS LA MISION DE LOS DOCE SIGNOS

EL CARACTER DE PISCIS - EL HOMBRE PISCIS- LA MUJER PISCIS - EL JEFE PISCIS- EL EMPLEADO PISCIS

PISCIS

PISCIS, EL PEZ: Del 20 de febrero al 20 de marzo

Caracter de Piscis

horoscopo piscis


Piscis lleva en su interior la afición discutidora de todos los signos de aire, amor de la naturaleza de los signos de tierra y las llameantes aspiraciones de todos los signos de fuego. Pero no es signo cardinal ni fijo. El Pez es mutable siempre y, en este aspecto, puro y no diluido. La única y peculiar cualidad que tiene origen en el interior de su propio signo es su extraño poder de salirse de sí mismo y ver el ayer, el hoy y el mañana como una unidad. Debe a otros signos su amor a la música y al arte, lo mismo que el extraordinario desarrollo de sus sentidos y su versatilidad, pero su profunda sabiduría y su compasión le pertenecen solamente a él, que los va entresacando del conocimiento combinado de todas las experiencias humanas.

Ahora que entiendes todo esto, ¿sigues maravillándote de que tus amigos Piscis sean a veces un poquito enigmáticos, por no hablar de las ocasiones en que son simplemente más locos que una cabra? Son gente que tiende a pensar que puede vivir eternamente, y es frecuente que actúen como si lo creyeran con fervor. El Pez no se caracteriza por lo bien que se cuida. Lo más fácil es que gaste la mayor parte de su energía sobrante (que no tiene en exceso) ayudando a los familiares que tienen problemas o asumiendo las cargas de sus amigos. Es posible que tenga dificultades emocionales o económicas, y cualquiera de ellas puede tener graves efectos sobre la salud de Piscis, que en general no es muy buena, para empezar. El Pez debe ahorrar sus energías y no dejarse sucumbir a los estimulantes o sedantes, a la fatiga o a la presión de emergencias ajenas.

De bebés son muy débiles y apenas si un poco más robustos cuando niños (salvo que tengan alguna fuerte influencia marciana en su carta natal); aparentemente tienen el metabolismo lento, y a eso se debe que con frecuencia se despierten todavía soñolientos e indiferentes. Los malos hábitos alimenticios pueden provocarles problemas con el hígado y los intestinos, y perturbaciones digestivas. También son comunes los accidentes o alguna anormalidad en los pies, manos y caderas, e igualmente los resfriados, la gripe y la neumonía. Los pulmones no son fuertes, y los nacidos en marzo pueden tener débiles los tobillos y los dedos de los pies. Son gente que sufre de pies planos y de lesiones en el metatarso, o bien que tiene unos pies estupendamente flexibles y fuertes, sin que haya término medio. Sin embargo, tienen gran resistencia interior, y uno de los desafíos de Neptuno es el descubrimiento y el aprovechamiento de esta fuerza latente. La gente de Piscis puede conseguir o superar, auto hipnotizándose, todo lo que se proponga, incluso su miedo a los gatos, los ratones, las alturas, el metro, los ascensores y la gente.


El humor es una de sus armas secretas. Los Piscis esconden bajo una sonrisa crispada las lágrimas que no vierten. Son maestros de la sátira y pueden hacerte retorcer bajo una observación brillante que te lanzan de manera tan despreocupada que es imposible entender su sentido exacto o su intención. Sí, puede hacerte sentir decididamente incómodo. El Pez puede desparramar a su alrededor observaciones sarcásticas como si fueran luces que parpadean con tal rapidez que uno no puede seguirlas. Para las bromas es excelente, muy capaz de mover en todo el mundo los hilos de la risa mientras él sigue con su cara doliente v seria. Está capacitado y sabrá desenvolverse con igual gracia en la comedia de bofetadas y en la broma más sutil y compleja. A veces, su humor es cálido e inofensivo, otras es frío y despiadado, pero encubre siempre alguna otra emoción que el Pez quiere ocultar; rara vez es espontáneo. Las carcajadas del pez son una máscara, tras la cual se esconde perfectamente.


Alberga un gran sentimiento de piedad y un gran deseo de ayudar a los débiles y enfermos. Es posible que Piscis comparta con Virgo la compasión por los enfermos, pero él da un paso más y procura entender el corazón de los desdichados y de los solitarios, de los fracasados e inadaptados, por desagradables que sean o por más que los rechace la sociedad. El Pez consolará dulcemente a quienes Virgo considera débiles por propia elección, y consiguientemente indignos de ayuda. Si necesitas dinero, un préstamo importante o un pequeño estimulo que nadie quiere darte, ve en busca de Piscis, que no te encontrarás con sermones ni con miradas de superioridad. Él no juzga a nadie, sea ladrón o asesino, drogadicto, pervertido, pecador, santo, hipócrita o mentiroso. Si es un neptuniano típico, la avaricia, la lujuria, la pereza y la envidia no despertarán su crítica colérica. Su comprensión fluye de el, junto con cualquier ayuda practica que pueda ofrecer.

Percibe todos los vicios y todas las virtudes, y conoce todas las añagazas. Por eso son muchos los Peces que visten el hábito de sacerdote o del monje y pasan la vida en la contemplación y en la plegaria. Su primer instinto es ayudar. Hay Piscis que son ásperos y bruscos, pero eso no es más que una frágil máscara que se ponen para protegerse. El Pez se da cuenta muy pronto de cuan vulnerable es. El mundo aun no está afinado para la longitud de onda, tan sensible, de Piscis, de manera que a veces (no solo para evitar el ridículo, sino también para evitar que cada vez le saquen el último centavo) finge indiferencia. Las imposiciones de los que quieren pasar por encima del obligan al Pez a ocultar su verdadero espíritu. Como la profundidad de las aguas de Neptuno le lleva a absorber todos los dolores y todas las alegrías como si fueran propios, no hay porque asombrarse de que muchos de este signo traten de no prestar atención a las historias tristes. Pero recuerda que eso es ficción: si te rechaza una vez, intenta de nuevo y verás como el verdadero Pez sube a la superficie.


La gloriosa imaginación de Piscis, la maravilla de su humor travieso y el sentido neptuniano de la belleza pueden crear la más delicada -y también la más eternamente perdurable- obra de prosa o poesía. En realidad, sin sus esfuerzos artísticos y la belleza de sus sentimientos el mundo poco podría hacer; dejaría de girar. Encontrarás con frecuencia Peces que han enterrado sus propios sueños para iluminar oscuros rincones de la vida de parientes y amigos, o para hacer don de lágrimas y risas al público, desde un escenario, al precio de los propios anhelos y necesidades. Pero Neptuno es un planeta engañoso, capaz de dar nacimiento a naturalezas que se retuercen y giran en dos direcciones a la vez, deformando la verdad; esta es la influencia que a menudo hace que Piscis oculte sus verdaderas emociones.


Esa cualidad tespiana se hace evidente para quien alguna vez haya intentado acorralar al Pez, relampagueante y fugitivo. A Piscis le enferma responder con un sí o con un no a la pregunta directa; es siempre tal vez. Una simple curiosidad referida a la obra de teatro que acaba de ver o al libro que ha leído puede obtener una respuesta evasiva, sin ninguna razón en particular. Piscis puede conectar las lágrimas, y un segundo después el sol, dando vuelta a una llave invisible, pero ninguna de las dos cosas es realmente auténtica. Con Piscis todo es ilusión, y a ellos mismos se les hace difícil establecer la diferencia. Su naturaleza íntima es tan insondable como los grandes océanos de Neptuno. Altruista, el Pez rebosa de un amor tierno e inagotable por todos los seres vivientes, un amor digno de los santos cuando no se vuelve hacia adentro en forma de autocompasión y de amor de sí mismo.

Esas amas de casa gregarias, que dan cabida en su corazón a los problemas de todos los vecinos, ese camarero que semana tras semana escucha pacientemente centenares de historias de infortunio, son típicamente de este signo. Suspendido en algún punto entre las silenciosas aguas del mar por debajo y el vasto cielo tachonado de estrellas por encima, tocando apenas alguna vez la tierra por necesidad, Piscis vive su vida en una solitaria comprensión de la verdad, difícil de expresar en palabras. Los que quieran ser sus amigos, los que le amen, deben valerse de su imaginación para captar los extraños planos en que se mueven la mente y las emociones del Pez. Los otros dos signos de agua Cáncer y Escorpio están simbolizados por criaturas semi acuáticas, anfibias y flexibles, pero el pez no puede respirar en el aire. Debe vivir en aguas verdes y frescas, a veces fangosas, siempre en movimiento.


A Piscis no le representa el hierro ni el mercurio, el oro ni el plomo, sino las vibraciones de los indefinibles metales artificiales: de nuevo, un eco de lo irreal y lo ilusorio. Él se ve reflejado en tres dimensiones en el violeta de la amatista y en la transparencia de la esmeralda, y sus flores natales son los ninfeas y el loto, cuyos pétalos son rosados y blancos, delicados, pero con el tronco y las hojas de fibras resistentes, recias e indestructibles, a menos que sean arrancadas de raíz. No son muchos los que pueden seguir a Piscis y sumergirse en su acuática naturaleza marina, no importa si nada corriente abajo hacia el olvido, apenas una forma más en el cardumen vasto y movedizo, o si lucha contra la corriente para vencer la turbulencia de los rápidos y encontrar la serenidad en aguas tranquilas y puras. Es más fuerte de lo que cree y más prudente de lo que sabe, pero Neptuno oculta ese secreto mientras él no lo descubre por sí mismo.

tarot videncia
 
Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web
PRECIO DEL 806 : Máximo desde Fijo:1,21 y desde red Movil 1,57 Euros el minuto. IVA incluido. Mayores de 18 años
93 122 00 08: En este número puede hacer su consulta mediante tarjeta ó Visa.