FENG SHUI

tarot videncia
Egiptologia Los Fantasmas I-Ching Feng Shui Numerologia Las Velas
Viaje Astral Misterios Horoscopo Chino Las Profecias Mayas Reiki Diccionario Sueños
 
inicio
el tarot
la videncia
horoscopos
tarotistas
rituales
dias magicos
feng shui
las lineas de nazca
tarot con videncia
videncia con tarot
tarot on line
vidente telefonico
vidente real
videncia en directo
tarot de calidad
tarot de verdad
magia
rituales magicos
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Que es el Chi Simbología China El Yin y EL Yang Cinco Elementos
Animales Celestiales El Bagua Los Colores Purificación Energética
  El Ki y El Kua Feng Shui Hogar  
 

FENG SHUI

Constantemente buscamos el bienestar en todos los aspectos de nuestra vida y con esta intención construimos, elegimos o decoramos nuestros hogares y lugares de trabajo, pero no siempre obtenemos los resultados que deseamos. Puede que hayamos gastado mucho dinero en una cama especial con un colchón extraordinariamente confortable, pero a pesar de ello no dormimos bien en él. A veces nos metemos en obras con la ilusión de mejorar nuestra casa y, sin embargo, después del estrés, los disgustos y las demoras que suelen acarrear las reformas no estamos cómodos en el nuevo espacio, o que coincida con la aparición de problemas en nuestra vida. Podría también suceder que en aras de mejorar nuestra calidad de vida, nos hipotequemos o nos sacrifiquemos económicamente para cambiarnos a una casa mejor o al barrio de nuestros sueños y, una vez instalados, nos aparezcan problemas de salud, dificultades laborales o conflictos en la pareja. En algunas ocasiones cambiamos la disposición de los muebles o la decoración en una habitación y, después de los cambios, nos sétimos más incómodos o nerviosos en ese lugar.

yin y yang


videncia tarot Esto podría ser una conciencia, pero en nuestro fuero interno nos queda la duda. Porque quizá haya observado que hay sillones que siempre se quedan vacios, lugares en la mesa donde nadie quiere sentarse, esquenas donde las plantas se marchitan o los perros no se echan a sestear. Casas donde se nos pasa el tiempo sin darnos cuenta de lo bien que nos encontramos y otras en las que nos sentimos inquietos, tensos o especialmente nerviosos y de las que quisiéramos salir cuanto antes. Camas de las que nos levantamos con malestar, mesas de trabajo donde nos sentimos inseguros, estancias donde nos invade el agotamiento o asientos en los que invariablemente, nos aparece dolor de cabeza o locales donde ningún negocio florece. Entonces puede que nos planteemos que realmente existe una interrelación profunda entre el entorno que habitamos y nosotros mismos. Pero si aún tenemos duda, recordemos que, aunque sea de forma vaga, notamos que algunos lugares, objetos e imágenes nos hacen sentir buenas vibraciones, desprenden energía positiva y en cambio otros nos deprimen o nos ponen tensos. Quizá para manifestarlo hayamos utilizado en algunas ocasión expresiones del tipo: "allí la tensión podía cortarse con un cuchillo"; "cuando entre, el alma se me cayó a los pies"; "aquel lugar me dio escalofríos"; "verlo se me pone los pelos de punta"; etcétera, o expresiones del tipo contrario. Entonces ya no le cabrá duda de que los espacios y los objetos están cargados de energía y que producen una experiencia física y emocional en los seres vivos, en la interrelación de sus campos energéticos.

Si hemos llegado, aunque sea con ciertas reservas, a este punto estaremos preparados para introducirnos en un apasionante y beneficioso viaje teniendo como guía el feng Shui. Esto nos permitirá ampliar nuestra visión sobre el entorno que habitamos, nos dará respuestas a las situaciones que previamente hemos planteado y nuestras vagas intuiciones y percepciones tendrán un sentido. En las Páginas de este libro, el lector encontrará información práctica y explicaciones sencillas acerca de los principios y las aplicaciones del Feng Shui, un método que nos ayudará a comprender cómo se mueve la energía para alcanzar la armonía con el entorno. Con las normas y soluciones del Feng Shui podrá organizar e influir en su entorno para obtener un ambiente equilibrado y positivo, que repercutirá en todos los aspectos de su vida, pues cuando estemos en armonía con nuestro espacio reina la comodidad, el bienestar y los positivo, y cuando estamos en conflicto se estancan nuestra relaciones, el trabajo, la salud y, en definitiva, nuestra calidad de vida. Las distintas normas y soluciones del Feng Shui que se ofrecen, son compatibles con cualquier estilo de decoración y gustos del lector pues, una vez comprendidos, sus principios son aplicables a diferentes situaciones. La lectura de este libro le permitirá realizar una organización consciente de su hábitat y prestar atención a los espacios que le rodean, pues éstos le hablan con sus materiales, geometrías, orientación, objetos y seres vivos, a fin de armonizar las relaciones de interdependencia existentes, lo que le ayudará a lograr ese bienestar que todos buscamos en nuestros hogares y lugares de trabajo. No podemos dar ninguna excusa, realmente quienes lo hemos probado sabemos que realmente funciona, es complicado sí, pero el Feng Shui cada día más al alcance de todos es sin duda una de las formas más efectivas para armonizar energías, tanto personales como en nuestro hogar e incluso se utiliza ya en muchos lugares de trabajo.


Se ha comprobado que un hogar, una oficina, un jardín adecuadamente detallado con Feng Shui, se transforma en un lugar mucho más apacible y con una energía más positiva, con lo cual ya muchas Empresas se Empiezan con las bases del Feng Shui. Feng Shui es una forma de geomancia desarrollada en el territorio que hoy conocemos como China. Originalmente el Feng Shui formaba parte de un cuerpo de conocimientos que aunaba filosofía y ciencia natural y que estudiaba e interpretaba los cambios que ocurren en la naturaleza, el clima, y los astros. Los fundamentos del feng shui reconocen diversos orígenes. Por un lado se basa en la simbología del Ching o libro de los cambios. Por otro lado, incorpora la Teoría de los Cinco Movimientos (Wu Hsing) y más adelante también elementos tomados de la astrología china. En la China imperial el feng shui era verdaderamente un asunto de estado y sólo las construcciones imperiales y de algunos nobles tenían acceso a esta aplicación, por eso se la llamaba "Aplicaciones de emperadores y reyes". Incluso se aplicaba a la ubicación y orientación de las tumbas (Yin Zhai o vivienda de los muertos (陰宅)) ya que se creía que el feng shui de las mismas influía sobre la fortuna de la descendencia del difunto. A partir de la instauración de la república, el feng shui (junto con otras prácticas tradicionales de la cultura china) fue prácticamente prohibido y es así que los centros actuales de difusión del feng shui no se encuentran en China sino en Hong Kong, Taiwán y Malasia. En la última década el feng shui se ha popularizado enormemente y su práctica y enseñanza se ha extendido por casi todo el mundo


Introducción al Feng Shui: LAS ARTES GEOMANTICAS

feng shui tarot


videncia tarot Los pueblos antiguos compartían un sentimiento de aprecio y armonía con respecto al mundo que les rodeaba. Vivir en armonía con el entorno significaba estar sintonizados con las energías que fluyen del universo y construían viviendas que no deteriorasen el entorno, ni obstaculizasen el flujo de energía de la tierra. La geomancia es una antigua práctica que se ha dado en todas las culturas tradicionales, en los cinco continentes, y que reúne aspectos de ciencia y arte, en el estudio de las interacciones entre el ser humano y la tierra. La geomancia significa literalmente «adivinación por la tierra». Según la definición que dieron los misioneros victorianos, que estuvieron en China, es el estudio que tiene que ver con la orientación de los lugares y las relaciones entre ellos, con factores topográficos y astronómicos; un estudio que permite al hombre vivir en armonía con la tierra, mediante la comprensión de las sutiles influencias de cada aspecto del paisaje y del lugar en sí. Las bases de la geomancia están desapareciendo como los ríos, los bosques, las montañas, las veredas y otros elementos naturales. Europa tiene una antigua tradición geomántica, que se pone de manifiesto en las catedrales medievales (muchas levantadas sobre antiguos lugares paganos de poder, como la catedral de Chartres), en las piedras sagradas y en los monumentos megalíticos, como el famoso conjunto de Stonehenge. Si observamos las modernas áreas urbanas de Europa y América, podemos constatar que la geomancia ha sido ignorada y olvidada. Hemos pagado el precio de este olvido con nuestra salud y nuestra paz interior. Hemos dejado atrás esta forma de conocimiento a caballo entre el arte y la ciencia, sin intentar antes entenderla ni integrar su sabiduría.


El mundo ha sido remodelado de acuerdo con los intereses inmediatos del hombre, con escasos miramientos hacia la naturaleza. Hoy en día las ciudades se diseñan siguiendo exclusivamente los principios materialistas. Las montañas se dinamitan y asolan con excavadoras para hacer túneles y autopistas, destruyendo las fronteras naturales. Los ríos son desviados de sus cauces y la propia tierra se ve saqueada, privada de sus minerales y de gran parte de su poder espiritual. Los tendidos eléctricos convierten los paisajes en una red energética unificada. Las luces eléctricas perturban el ritmo del sueño y anulan la sensibilidad de los individuos. En las distintas culturas o tradiciones la geomancia ha recibido nombres y enfoques diferentes. En algunos casos se utiliza la astrología como base, y por esta razón, en Occidente, también se la conoce como ge astrología. Se puede decir que donde mejor se ha conservado, como sucedió con otros saberes, es en Oriente. Las tradiciones geománticas orientales mejor conservadas, y conocidas en Occidente, son la tibetana y la china. La geomancia tibetana es conocida como saché, que significa «examinar el paisaje» (se designa «tierra, terreno o paisaje» y che «examinar»). Esta tradición une conceptos de la tradición china y de otras culturas centroasiáticas. Utiliza la astrología tibetana (denominada karché, «examinar las estrellas») como base, ésta es extremadamente compleja, al estar formada por cuatro sistemas astrológicos. La geomancia china es conocida como feng-shui. Vamos a estudiar más detalladamente estas antiguas ciencias geománticas, en particular el feng-shui, cuya popularidad ha ido creciendo en Occidente en los últimos años. El feng-shui, más que cualquier otra tradición geomántica en el mundo, se conserva todavía relativamente intacto.

En una sociedad polarizada en lo material, agobiada por el estrés, la prisa, el ruido, la contaminación, las relaciones conflictivas y el sedentarismo, vivir de forma equilibrada y armónica parece una utopía inalcanzable. El feng-shui nos da herramientas para crear  armonía con nuestro medio. Quizá no podamos cambiar nuestro «macro entorno», pero sí actuar sobre nuestro espacio vital: la casa o el lugar de trabajo. Su esencia es mejorar la relación del ser humano con el espacio. Con esta práctica se aumentan las posibilidades de bienestar y de éxito en todas las áreas de la vida, propiciando una atmósfera saludable en los diversos campos energéticos del ser humano. El lugar donde se vive es la representación física de las fuerzas que operan en nuestro mundo interno. Cuando decimos que vamos a armonizar el hogar, en realidad, lo que queremos es ponerlo en sintonía con nuestras necesidades naturales, nuestros afectos, proyectos y aspiraciones más profundas.

El feng-shui pretende que la persona viva en armonía con la naturaleza. No importa si afuera reinan el ruido, la tensión, el estrés, el bullicio, la contaminación y el desorden; al entrar en su casa, usted puede encontrar un remanso de paz en el que relajarse y recobrar toda la energía que perdió en la vorágine cotidiana. Se trata de un arte milenario que tiene como propósito lograr la armonía entre las personas y el medio que las rodea. Para ello recurre al uso de los colores, las formas y la ubicación de los elementos que pueblan los espacios. Su principio básico es canalizar adecuadamente la energía del entorno, con el fin de obtener un equilibrio que redunde en bienestar físico, emocional e intelectual de las personas; trata del modo en que afecta a nuestro bienestar físico, emocional y espiritual el entorno en que vivimos y trabajamos; estudia el movimiento de la energía y del modo en que fluye en las formas. En fin, nos ayuda a entender que nuestras casas son un reflejo de nosotros mismos. Sus principios y reglas están basados en observaciones y datos estadísticos.


El feng-shui es una de las ciencias chinas que ha penetrado más tardíamente en Occidente. Quizá por su aparente complejidad o por haber sido celosamente guardada y transmitida de maestro a discípulo. Pero actualmente está teniendo un gran desarrollo y difusión en Europa y Estados Unidos, donde ha sido ampliamente utilizada. El feng-shui debe ser entendido como una filosofía de vida y no como la panacea de todos los males. No es una práctica milagrosa, pero si usted aplica cuidadosamente sus conceptos, hará que su vida mejore.

tarot videncia
 
Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web
PRECIO DEL 806 : Máximo desde Fijo:1,21 y desde red Movil 1,57 Euros el minuto. IVA incluido. Mayores de 18 años
93 122 00 08: En este número puede hacer su consulta mediante tarjeta ó Visa.